Día 9 – Sarria – Melide 65km

Día 9 – Sarria – Melide 65km

Justo saliendo de Sarria nos alcanzó Miguel, y continuamos un rato juntos, aunque luego Raúl y Miguel se adelantaron y nosotros fuimos un poco más a nuestro ritmo, o más bien mi ritmo, sinónimo de lento 🙂

Un poco más allá de Mirallos llegamos a la piedra de los 100km hasta Santiago, parece mentira todo lo que hemos recorrido, y ahora la cuenta regresiva se hace más real, más palpable. Da emoción y nostalgia al mismo tiempo, a pesar de estar agotados, no queremos que esto se acabe.

Nos vamos encontrando con cría de ganado, de ovejas, y toda clase de animales que la bendición de clima hace propicia para éste tipo de actividades; burros, perros, y por supuesto no podían faltar gatos. En un momento parecía hasta que hubiéramos entrado en un cuento, donde unas 5 o 6 vacas van caminando por la vía, siguiéndole su cuidador y a su vez el perro, todos con exactamente la misma expresión donde el tiempo no parece transcurrir, sino atrapados en una rutina infinita, ni buena ni mala, simplemente dejando pasar el tiempo mientras pasean por los caminos, ausentes de todo turismo y caminante, en su propio rollo.

Ya la vegetación es muy distinta, de hecho nos recuerda mucho a Venezuela. Mucho verde y muy húmedo, árboles frondosos y de muchos tipos, me sentía viajando por el Henry Pittier.

Algo que definitivamente no pasa desapercibido es la cantidad de personas haciendo los últimos 100km, campamentos, colegios, grupos. Es lindo ver que hay posibilidades de este tipo de experiencias para los jóvenes, que aprendan a amar la naturaleza, aunque al mismo tiempo no puedo evitar extrañar la soledad de los campos de Castilla y León, del Camino de Madrid.

Llegamos a Puertomarín, un pueblo realmente hermoso, que para entrar hay que pasar el “Puente Nuevo” sobre el embalse de Belesar, al terminar de cruzar el puente, la carretera se divide a la izquierda o derecha y a los caminantes los recibe una escalera que sube directamente al centro del pueblo. Cada pueblo que pasamos es una invitación a volver y a quedarse, jugando con nosotros la idea de irnos a vivir a cualquiera de estos paraísos.

Y ya poco antes de llegar a Melide, pasamos por Furelos, que si no fuera porque habíamos quedado con Raúl y Miguel que nos veríamos en Melide, nos hubiéramos quedado ahí, pero teníamos que conocer el famoso pulpo de Melide. Pedaleamos un poco más y llegamos, elejimos alojamiento, seguimos un anuncio de un Hostal que la verdad estuvo realmente estupendo: “O Tobo do Lobo”, si alguna vez volvemos para allá, no dudaría en pasar por ahí de nuevo. Todo nuevo, todo limpio, y muy cómodo. Después de una buena ducha, contactamos a Raul y Miguel y nos fuimos a comer el pulpo, que tal y como es su fama, realmente delicioso. Luego Miguel, que es vegetariano, queria una pizza y lo acompañamos a comer su pizza y ver el partido del Mundial, que jugaba España ese día.

Ahora a dormir, ya mañana llegamos a nuestro destino, y el cuerpo lo sabe.

Día 10 – último día – Melide – Santiago de Compostela 56km

Empiezan los últimos 100km
Atasco de peregrinos

Pulpo en Melide

Una respuesta a “Día 9 – Sarria – Melide 65km”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *